QUITAN MURALES ALTERNOS EN EL CONGRESO DEL ESTADO

78

Luego que grupos feministas abandonaran el Congreso del Estado, después de tres meses de toma, el presidente de la Jugocopo Gustavo Miranda, dijo que el personal del Poder Legislativo se ocupó de las tareas de limpieza y pintura, además de evaluar las condiciones en que quedó este recinto.

Destacó y sin abundar mucho más detalles, que “vendrá un trabajo de reforzamiento de la seguridad en las dos entradas al recinto legislativo”, abundando que se tiene un inventario completo del edificio y del mural una vez que se acordó la coexistencia de ambas partes aunque aclaró las feministas únicamente accesaron al vestíbulo.

Agregó que se realizará una labor de higiene completa del lugar, ya que si bien se realizaba, este era únicamente donde coincidían con el grupo de mujeres, quienes lograron que se dictaminara y

sometiera a votación una reforma para la despenalización del aborto. Aunque la medida fue votada en contra, el que se haya propuesto es suficiente para que ellas ahora busquen su implementación a través de tribunales.

Resaltó que no solo se trata de pinta sino de restaurar por lo cual consideró que para la próxima semana el recinto legislativo debe lucir “impecable “ además de que se continuara con los trabajos de remodelación como parte de los compromisos adquiridos como lo son los baños de los trabajadores y de los legisladores.

Destacó y sin abundar mucho más detalles, que “vendrá un trabajo de reforzamiento de la seguridad en las dos entradas al recinto legislativo.

Cabe mencionar que integrantes de la Red Feminista Quintanarroense dejaron el Congreso, luego que lograran que se dictaminara y sometiera a votación una reforma para la despenalización del aborto. Aunque la medida fue votada en contra, el que se haya propuesto es suficiente para que ellas ahora busquen su implementación a través de tribunales.

Con su partida, dejan de aplicar las medidas cautelares emitidas por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo (Cdheqroo), las que incluían el no tocar las pintas y murales realizados en los muros del congreso. Por ello, ya personal comenzó a tapar estos grafitis y dibujos con pintura blanca.

Personal administrativo ingresó al recinto para constatar el estado del recinto, incluida todas las oficinas.