Como cambian los tiempos

126

Por José Atila Hernández Ruiz.

Como cambian los tiempos. Como corderitos y niños buenos andan ahora los funcionarios de gobierno, acompañando al gobernador Carlos Joaquín González y obedeciéndole a lo que el ordene y hace. Así se vio en la verbena que el sábado se realizo en la Explanada de la Bandera con motivo del 42 aniversario de Quintana Roo como Estado. Hasta las secretarias de su gabinete y algunas de las diputadas integrantes de la XV Legislatura se vistieron con trajes regionales y se mostraron al público asistente.
Ya no se vieron las desagradables vallas que el ex gobernador Roberto Borge Angulo puso durante todo su sexenio y que tanto ofendieron a la ciudadanía, aunque si es de hacer notar que algunos de los colaboradores de Carlos Joaquín aun no se quitan ese estigma de querer aislar al gobernador de la gente. Esto lo pudo constatar quien esto escribe cuando vio que una de las mujeres que ayudan al mandatario y su equipo le dijo a un ciudadano que se acerco a hablar con el Secretario de Gobierno Francisco López Mena que ahí no podría estar.
“¿Entonces donde debo estar? –le pregunto el ciudadano. ¿No es esta una fiesta para el pueblo en la que celebramos los 42 años de nuestro Estado?
La empleada todavía se atrevió a replicarle que ese era un lugar reservado para los funcionarios en los que el común de la gente no podía estar.
¿Qué triste que todavía no se quite de los colaboradores del gobernador esta idea poco agradable de querer apartar al mandatario de la gente que lo eligió. Estas actitudes contrastan con las del propio Carlos Joaquín que no solo no quiere que se pongan impedimentos a la gente para que se le acerque sino que el con gentileza y educación atiende a todos cuantos quieren saludarlo.




A %d blogueros les gusta esto: