NEGLIGENCIA A TODO LO QUE DA EN LA CLÍNICA DEL ISSSTE DE CHETUMAL

116

Chetumal.- Una negligencia brutal por parte de médicos y personal administrativo en la Clínica del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), quienes perdieron un expediente clínico, denunciaron sus familiares.

Familiares de la Señora Felipa Castañeda, denunciaron este día una negligencia bestial por parte del personal médico y administrativo del ISSSTE, encabezado por Emmanuel Gutiérrez García nombrado apenas en enero de este año como nuevo director de la clínica del ISSSTE en Chetumal.

La Señora Felipa fue ingresada a la clínica por un problema de trombosis en el nosocomio que es también un Hospital Covid-19.

Sin embargo, tras varios días de tratamiento y ya recuperada, no puede ser dada de alta porque los médicos y administrativos perdieron el expediente clínico, según confirmó el médico y coordinador en turno Eyden Iturbe.

A los familiares se les ha informado en al menos tres ocasiones que la señora Castañeda está siendo dada de alta, pero en el momento que acuden por ella, resulta que siempre no, porque aún no aparece el expediente.

La familia de la Señora Castañeda está sumamente preocupada porque la paciente, además del problema por el que ingresó a la clínica, está dializada y tiene condiciones cardiacas, por lo que temen que, en el Hospital donde también se atienden a pacientes COVID, puede ser contagiada de Coronavirus.

“Anoche me hicieron ir tres veces a buscar a mi madre y que siempre no. Es una brutal negligencia médica porque no encuentran el documento. Perdieron hasta las recetas médicas de la Clínica Campestre. Lleva varios días el asunto y para solucionarlo según a primera hora salía mi mamá, pero hasta el momento, sin el expediente no puede darse de alta y nadie resuelve nada”, dijo totalmente indignado uno de sus hijos.

“Esa frase del ISSSTE de que ‘nuestros derechohabientes son siempre lo primero y lo más importante para quienes trabajamos en el Instituto’ son puras mentiras; ni siquiera medicamentos hay porque todo lo que le pedían lo tuvimos que comprar nosotros”, aseguró el familiar de la Señora Castañeda.

¿Cómo es posible que te pierdan un expediente clínico una de las principales herramientas de uso médico para conocer la evolución de los pacientes? ¿Con qué confianza puedes ingresar a tus pacientes si cometen este tipo de barbaridades? ¿Dónde está aquella atención de primera que tanto cacarea el ISSSTE?. ¿Si esto pasa con los expedientes, cómo se atenderá a los pacientes?

Muchas interrogantes de los familiares que en la Clínica del ISSSTE no les han respondido, como tampoco han encontrado el expediente clínico y por tanto, la señora Castañeda sigue siendo expuesta por su condición de vulnerabilidad a ser contagiada por coronavirus sin que esto le interese al personal médico y administrativo del nosocomio.

Bestialidades como esta deberían ser castigadas no sólo administrativamente, sino también con el fincamiento de responsabilidades legales contra este personal irresponsable que pone en riesgo la salud de una persona que desafortunadamente tuvo la mala suerte de ingresas a ese nosocomio, la clínica del ISSSTE de Chetumal.