UN RASPONSITO LO MANDÓ AL CORRALÓN

32

SANTIAGO URBINA.-

Falta de precaución y muy mala suerte, tuvo la tarde de este domingo el conductor de una camioneta Ford color azúl con blanco esas qué si eran auténticos robles, con placas de circulación SZ-6880-K del Estado de Quintana Roo, cuándo se encontraba estacionado sobre la avenida Antonio Coria con Independencia, no se percatan qué detrás de su camioneta se encontraba un vehículo estacionado de la marca BMW color negro placas de circulación YWJ-870-A del Estado de Yucatán, mismo qué sufrió un ligero raspón en la facia, al llegar elementos de tránsito y de la aseguradora el conductor de la camioneta ofrecía hacerse cargo del pequeño daño causado al vehículo, aceptando su culpa, por lo qué peritos y ajustador se ponían de acuerdo para que los conductores llegarán a un acuerdo amistoso y evitar de está manera sean remitidos ambos al corralón, por lo qué de ofrecía 2500 pesos cómo reparación del daño, pero el conductor del auto no aceptó, pesé a qué su acompañante decía aceptarlos para no lesionar la economía del primer conductor qué en todo momento acepto su error, al no haber solución ambos vehículos fueron trasladados al corralón por un berrinche yucateco.