SOLO 60 PESOS LE DIO A MUJER CONVALECIENTE FERNANDO MENDEZ SANTIAGO

139

SANTIAGO URBINA.-

El inexperto y misógino director del Instituto Quintanarroense de la Juventud, Fernando Méndez Santiago, el mismo qué recientemente se toma fotografías para sus Redes Sociales hasta levantando una hoja o agarrando un machete para llamar la atención, pues se rumora que anda rogando e implorando una Candidatura, bien sea para contender por una diputación o de perdis la Presidencia Municipal de Othón P Blanco.

El funcionario aprovecha cada oportunidad para dar entrevistas dónde se pueda, para dar a conocer sus logros, qué no van mas allá de repartir despensas con gorra y chaleco amarillo, labor qué desempeño hace unos meses a cambio de un jugoso salario, pues les cuento el pasado sábado tuvimos la oportunidad de entrevistar a una mujer con seis meses de embarazo, la cuál nos comentaba ser del poblado de Ucum, la cuál requería de unos apoyos pues el día jueves fue dada de alta del Hospital Morelos, dónde estuvo internada por un mes, al salir del hospital la mujer desesperada, empezó a pedir ayuda para volver a su poblado pues ahí la esperaban sus 2 hijos, indicando qué su marido se encuentra desaparecido desde hace un mes.

«Desde que me trajo al hospital no se de él».

La Mujer indicó qué un taxista amablemente se ofreció llevarla a una conocida estación de radio de Chetumal, pues ha escuchado que apoyan a las personas necesitadas, al llegar fue bien recibida y se le indicó qué la apoyarían con los medicamentos de su receta, pero en ese momento en dicha radiodifusora también se encontraba un joven de camisa color rosa con muchos tatuajes qué según esperaba a su jefe, la mujer indica que personal de la radio, juntó unos centavos para ayudarla amablemente, en eso llegó otro joven en una camioneta blanca, qué era director de la juventud o algo así, el muchacho tatuado indicó qué la apoyarían, pero qué esperara que su jefe salga de su entrevista, situación que dio esperanza y alegría a la convaleciente mujer, la cuál andaba con las cintas y algodones recientemente retiradas del hospital, tras esperar algunos minutos el funcionario salió de su entrevista y se subió a su camioneta blanca y se fue, Entonces el muchacho tatuado se acercó a mí y me dijo toma mi número, márcame el sábado qué te vamos a ayudar, y luego me dio sesenta pesos y me dijo tome para qué coma, y se retiró también en su coche, ya con los 200 pesos qué me dieron amablemente los muchachos de la radio y los 60 del tatuado, me daba muy bien para ir a mi casa, aún contenta pues el día sábado esté señor de la Juventud qué se llama Fernando Méndez me ayudaría, pero sorpresa llegó el sábado le marqué durante todo el día y simplemente no contesto la llamada.