BELICE APLICA MEDIDAS SEVERAS ANTE AUMENTO DEL COVID

43

Por el aumento en incidencia de COVID-19 en su variante “Delta”, se aplicó “el toque de queda” y cierre de comunidades en el Sur de Belice.

Ahora las salidas quedan suspendidas desde las 22:00 horas, una hora antes de lo implementado la ocasión anterior. En fines de semana es a partir de las 23:00. También 60 minutos antes de lo acostumbrado.

El cónsul de Belice en Chetumal, Luis Montero Maldonado, afirmó que las medidas son para contener el avance del COVID-19, toda vez que en la última semana de 60 casos el número elevó a 300.

“El relajamiento” de la población al realizar reuniones sociales, aglomerarse en lugares cerrados, dejar de usar “el cubrebocas” y no respeto a la sana distancia, así como el flujo ilegal de beliceños y mexicanos por el Río Hondo.

De allí la necesidad de aplicar medidas más severas en las comunidades del Sur de Belice, parte que colinda con México.

Aplicará “toque de queda” y cierre de comunidades. En el caso de estas últimas el Gobierno les suministrará alimentos.

El Cónsul de Belice en Chetumal descartó que el aumento en el número de casos se registre por el ingreso de personas con fines de turismo y esparcimiento.

“Estamos teniendo un control estricto y nadie entra a Belice si no presentan su comprobante de prueba negativa y sino en los puntos de revisión se les realiza”, expresó.

Explicó que desde el 31 de mayo que se anunció la reapertura parcial de la frontera para actividades turística exclusivamente ingresan al país un promedio de 15 personas independiente a los beliceños que regresan al país.

Reconoció que el aumento en el número de casos activos, a consecuencia de la variante Delta, retrasa la intención de la reapertura total de la frontera aunque el Gobierno de Belice considera que se tendrá posibilidades conforme avance la campaña de vacunación.

En cuanto a la zona libre de Belice, Montero Maldonado dijo que no hay reportes de casos positivos entre los mil 100 trabajadores y tampoco se tiene conocimiento de casos entre los visitantes.

Desde su reapertura el 1 de febrero, la zona libre ha recibido un promedio de 280 mil personas.