COLONOS DE NUEVO PROGRESO RETIENEN A ESTUDIANTES Y AMENAZAN CON GOLPEARLOS, AL CONFUNDIRLOS COMO GENTE DEL SAT

Por el conflicto entre habitantes de la Colonia Nuevo Progreso y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) son latentes afectaciones a otros sectores.

Un grupo de estudiantes de la Universidad de Quintana Roo (Uqroo) que realizaba un estudio técnico fue confundido con personal del SAT y retenido de manera temporal, y amenazado con lincharle.

Los estudiantes levantaban información y tomaban fotografías en la Colonia Nuevo Progreso.

Los colonos se inconformaron pues creyeron a través de ello el SAT recababa información de los 120 terrenos que pretende subastar, para liquidar un crédito fiscal contraído por la Inmobiliaria Tamalcab.

Y es que todavía el jueves de la semana pasada, al considerar que ninguna autoridad les ayudaría, bloquearon la carretera Chetumal-Bacalar, hasta que el SAT acordó suspender de manera temporal la subasta de terrenos, para dar tiempo de ampararse, a los supuestos afectados.

Este lunes al detectar a los estudiantes, los vecinos de la Colonia Nuevo Progreso creyeron eran del SAT que no había respetado los acuerdos para ampararse.

Les retuvieron por varios minutos y les amenazaron con golpearles para no volvieran a entrar al asentamiento.

Autoridades de la Policía Quintana Roo, como se denomina ahora tras la instrumentación del Mando Único, rescataron a los jóvenes.

El presidente de la Asociación de Colonos por la Defensa del Patrimonio, Fernando Mezeta Casanova, ofreció disculpa a nombre de los inconformes y adujo se debe a la desconfianza de la población ante las autoridades, por temor a perder sus patrimonios.

Porque anteriormente se dieron casos de autoridades que llegaron a amenazar e intimidar a los colonos, para desalojen sus predios o sería por la fuerza con el apoyo de la fuerza pública.

Pero advirtió que a todo funcionario detectado en la Colonia Nuevo Progreso, será retenido por los habitantes.

Reconoció tal acción puede reconfigurar en delito grave, pero sostuvo que los habitantes están organizados y unidos para defender su patrimonio.

Y es que tras las acciones de protesta por la defensa de sus patrimonios, esperan represalias, tanto de autoridades como del presidente de la Inmobiliaria Tamalcab, Anselmo Murrieta Soto.

Pues varios de los que defienden sus predios han sido objeto de amenazas, inclusive de muerte, dio a conocer.

Actualmente los colonos promueven amparos para defender y acreditar la posesión legal de sus viviendas, y así evitar el embargo del SAT, que es causado por un crédito fiscal de la Inmobiliaria Tamalcab.

Son 120 personas que desde la semana pasada se han manifestado para proteger sus viviendas, que según ocupan desde hace más de 20 años y según han sido pagados a la citada empresa.