CD DE MÉXICO, TAMBIÉN COBRARÁ IMPUESTOS A PLATAFORMAS DE VENTAS DE COMIDA

60

SANTIAGO URBINA.-

El gobierno de la Ciudad de México, pretende incluir adiciones al Código Fiscal, he imponer un impuesto del 2% a las aplicaciones o plataformas dedicadas al reparto de alimentos o productos de cualquier tipo, pues “hacen uso de la infraestructura de la ciudad”, pues estas apps ya pagan impuestos y esta sobre carga se repercutirá seguramente a el consumidor, encareciendo y desincentivando a estas empresas a continúar con estás actividades, las cuales ven esté impuesto como una especie de castigo por su crecimiento, ya que se asegura que la pandemia por Covid-19 ocasionó una aceleración al crecimiento del comercio electrónico, beneficiando económicamente a las empresas dedicadas a la entrega de alimentos, productos o víveres, por lo que ahora quieren obligarlas a contribuir con sus ganancias, a la Ciudad de México, de acuerdo con el Reporte sobre el Impacto del Covid-19 en Ventas Online, elaborado por la Asociación Mexicana de Venta Online, cinco de cada 10 empresas en México duplicaron su crecimiento en internet, y dos de cada 10 crecieron más de 300 % sus ventas por internet, la propuesta no considera como sujetos obligados de pago de este impuesto a los repartidores, quienes también son vistos como usuarios de estas plataformas, ni a los comercios o empresas que ofrecen sus servicios y productos, esté impuesto si impactaría directamente a plataformas y aplicaciones como Uber Eats, Rappi, Mercado Libre, iVoy Amazon y Didi Food, las cuáles se dedican a entregas de alimentos y diversos productos a través de internet en varios puntos del país, especialmente en la Ciudad de México, estás plataformas deberán pagar el impuesto a más tardar el día 15 de cada mes por el total que corresponda al mes inmediato anterior, especificando el número de entregas en el periodo indicado, diputados del Congreso de la Ciudad de México deberán discutir antes del 15 de Diciembre el Paquete Económico 2022 y la iniciativa de Decreto al Código Fiscal para aprobar o desestimar este impuesto de dos por ciento.