SIGUEN LAS AGRESIONES A REPORTEROS COMO SI ESTUVIERAMOS EN LA ÉPOCA DE BORGE

38

Cozumel.- Los reporteros Alberto de Jesús Tejero Magaña y Gustavo Villegas Betanzos denunciaron agresiones físicas por parte de un empleado de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) en esta isla, por lo que piden la intervención de las autoridades para que este caso se castigado conforme a derecho.
Los reporteros trabajan para los periódicos Novedades de Quintana Roo del Grupo Sipse, y para Quintana Roo Hoy, al cumplir con su deber este martes en las oficinas de la Sefiplan de Cozumel fueron agredidos a patadas y golpes por parte del empleado que hace las funciones de vigilante de dicha oficina, luego les lanzó una cubeta y los amenazó con unas tijeras de podar.
Los hechos ocurrieron en la Plaza “Cable Cozumel” propiedad de Alberto Rocha, cuando los reporteros tomaban gráficas para sus notas, sobre el tema de emplacamiento y reemplacamiento en dicha oficina, según relata Gustavo Villegas de Grupo Sispse, quien agrega que fueron agredidos primero verbalmente por este sujeto y luego físicamente.
Por su parte, Alberto Tejero comenta que cuando vio la agresión de su compañero, empezó a grabar lo que sucedía, cuando fue atacado por otro empleado con una cubeta, amenazado con una tijeras de podar y golpeado en su brazo.
Personas presentes en la Recaudadora de Rentas reclamaron a los empleados su proceder, y los energúmenos empleados de la Plaza “Cable Cozumel” arremetieron verbalmente contra ellos, hasta una señora de la tercera edad fue insultada.
El hecho ya se encuentra en manos de la Fiscalía General del Estado, bajo el número de caso FGE/QR/COZ/08/991/2017, con su respectiva Carpeta de Investigación y en la unidad de Atención Temprana Penal.
Lamentablemente ese cambio que tanto se ha cacareado en este gobierno de Carlos Joaquin Gonzalez NO existe. Es mas pareciera seguimos en la era borgista con decenas de guaruras para estos funcionarios, agresión a la población y a los mismos reporteros, y un sin fin de situaciones que pareciera seguimos en esa época tan repudiada.