LA GENTE NO HACE CASO A LA SANA DISTANCIA Y DEMÁS MEDIDAS SANITARIAS

38

El latente riesgo de pasar a “semáforo naranja” no incidió en las actividades económicas del Sur de Quintana Roo.

Aunque no en todas partes se cumplieron con las disposiciones sanitarias para la contención del COVID-19. La ausencia de las autoridades le fomentó.

En su mensaje el gobernador del Estado, Carlos Joaquín González, determinó que la Zona Norte retornaría a “semáforo naranja” a partir del próximo lunes, en tanto que el Sur continuaría en “amarillo”, aunque el acelerado incremento de casos de COVID-19 pudiera llevarle al status sanitario de Cancún.

Este viernes se constató “el relajamiento” de la ciudadanía y que las actividades se desarrollaron con normalidad.

En la Avenida de Los Héroes, mercados y plazas comerciales prevaleció la aglomeración de personas. Inclusive, menores y adultos mayores.

En las terminales de transporte de servicio público se observó que tampoco se cuidaron las medidas sanitarias.

No hubo tapetes sanitizantes, gel y respeto a “la sana distancia”.

En esta ocasión no se vio a “los chalecos amarillos” que realizan actividades de concientización entre la ciudadanía.

“José Luis” indicó que el binomio ciudadanía-autoridades no ha funcionado y desde hace mucho debieron implementarse medidas coercitivas para hacer prevalecer el respeto a la Ley, que al final es para beneficio común.

“Estamos conscientes de las necesidades de las familias, pero hay gente que no entiende de la gravedad de la situación y continúa como si nada en las calles… Si no entienden por las buenas pues se apliquen las normas y reciban sanciones”, destacó.

Este viernes la incidencia de COVID-19 fue de 17 mil 806 casos positivos, y 366 en estudio. 14 mil 396 se han recuperado y dos mil 184 defunciones. 240 pacientes permanecen hospitalizados y 986 en aislamiento social. La densidad de contagio en la Zona Norte es de 0.19 mientras que en Sur de 0.23.

De no tomarse medidas preventivas la situación puede tornarse de riesgo en menos de dos semanas.