CRECIMIENTO DE CONTAGIOS, SEMÁFORO NARANJA ENCENDIDO PARA OTHÓN P. BLANCO, CHETUMAL

80

Por Esteban Guarneros Aragón

El 22 de junio la zona sur de Quintana Roo entrará en una semaforización epidemiológica de color naranja que indica la reapertura económica gradual en los municipios de Felipe Carrillo Puerto, José Ma. Morelos, Bacalar y Othón P. Blanco. Es de llamar la atención está decisión del gobierno del estado de Quintana Roo, en la semana más crítica de la expansión de contagios en la ciudad de Chetumal.
Dos días picos, el 17 de junio se registró 33 nuevos casos y dos días después, el 19 de junio, 31 positivos Covid-19. El semáforo color naranja para la zona sur donde se encuentra Othón P. Blanco, Chetumal, entrará en vigor luego de que en las últimas dos semanas sumarán 225 infectados activos, de acuerdo a los datos de la Secretaría de Salud del Estado
El tema de la reapertura de comercios, con el semáforo en naranja, es polémico, ya que para algunos los resultados económicos son peores si no se abren los negocios, sobre todo en la zona sur del estado que tiene una economía golpeada dese hace varios años. Pero para otros la salud es lo más importante, argumento válido, sin salud nada se puede hacer, dicen los cumplidos al confinamiento.
El desacuerdo tiene a la población chetumaleña en opiniones encontradas, por un lado los que están de acuerdo con el semáforo color naranja y por otro, los que opinan que el gobierno debió esperar unos días más a que las incidencias de contagios bajen, para poner en naranja el famoso semáforo Covid-19.
Hay quienes están de acuerdo con las indicaciones del gobierno federal de que para volver a la “normalidad” se tiene que llegar al pico de contagios y ver la curva aplanarse y, por supuesto, quienes aceptan los consejos de Gatell de que “para reducir el contagio hay que mantenernos, en lo posible, todavía fuera de los espacios públicos”.
¿A quién le hacemos caso? ¿Me pongo o no me pongo el cubrebocas? ¿Por qué dos semáforos, uno federal y otro estatal? ¿Salgo o no salgo a la calle?
Hay tantas preguntas y pocas respuestas válidas, coherentes y libres de todo mal político, que el ciudadano común quedó en medio de diversas indicaciones y contradicciones en todo lo que anuncia el gobierno federal y lo que informa el gobierno estatal.
Las recomendaciones ambiguas por parte de las autoridades se desvanecen, hoy el patrullaje de observación e invitación a quedarse en casa que hubo hace dos meses, ya no se realiza, solo se escucha en radio y televisión spots que la gente ya no presta atención, sirvieron hace días pero actualmente son ignorados.
Esperemos en los próximos días el número de contagios no siga aumentando en todo Quintana Roo y esperemos también que de no haber tomado la mejor decisión en esta clasificación de semáforos se acepten responsabilidades y no pasar por alto la realidad para anteponer intereses políticos o económicos.
Las decisiones erróneas no quedarán solo en actos de corrupción o de mala actuación de un funcionario público, va más allá, hay en esta labor de sensibilidad humana el respeto a la vida de muchas personas, la meta de éste trabajo es salvar el mayor número de vidas y que sean los menos muertos posibles.




A %d blogueros les gusta esto: