CELEBRARÍA SUS XV AÑOS, EL DÍA QUE LLEGÓ JANET

42

SANTIAGO URBINA.-

El 27 de Septiembre del año 1955, es sin lugar a dudas una fecha imborrable para la Ciudad de Chetumal y mas aún para algunos de los pocos Chetumaleños qué aún sobreviven a la tragedia del Huracán Janet qué ese día azotara el entonces Payo Obispo, hoy nuestra Ciudad Chetumal, el poderoso monstruo categoría cinco dejaría muchas muertes a su paso, sin duda una gran tragedia dónde muchas historias de dolor y sufrimientos pueden ser narradas aún por los pocos habitantes de ése entonces qué aún sobreviven o incluso por nuestros padres a quiénes nuestros abuelos les contaron lo ocurrido aquel trágico día del mes de septiembre, pero hoy amables lectores quiero compartir una anécdota de ése trágico dia del 27 de Septiembre de 1955, mi abuelita, la señora Justina Villamil Polanco Vda de Urbina, en días previos al impacto del Huracán Janet, era una jovencita llena sueños e ilusiones y más aún ante la proximidad de sus XV años, en ése entonces mucha gente payoobispense, en su mayoría de clase baja que vivían al día dónde la principal fuente de empleo era la madera, la copra y en menor cantidad el comercio, cuenta mi abuelita qué días previos se había avisado de la llegada de un Huracán de nombre Janet y que afectaría Payo Obispo, hoy Ciudad Chetumal, aproximadamente como el día 22 de Septiembre, pero ese Huracán jamás llegó y ante la falta de información o sistemas modernos de meteorología como con los qué contamos hoy en día, muchos habitantes se confiaron y cuando se volvió a emitir la alerta de la llegada del Huracán simplemente no hicieron caso, inclusive decían qué venga el Ciclón, tal fue el caso de mi abuelita que exactamente ese día del 27 de Septiembre cumplía sus XV años y por tal motivó sus padres le realizarían un pequeño convivio en familia, pesé a la advertencia de la llegada Ciclón, pues cómo muchos, decían luego se desvía, pero en está ocasión esté Monstruo qué marcaría para siempre nuestra Ciudad si impacto con toda su furia destructiva, dejando una estela de muerte tras su pasó, los cadáveres se veían por decenas, cifras hasta estos días sin un número exacto de fallecidos, mi abuelita Justina Villamil Polanco, no pudo tener su tan anhelada fiesta de XV años, y quedaría marcada por la tragedia en una fecha tan especial para ella qué jamás olvidaría, pero el destino caprichoso siempre tiene deparada para cada uno de nosotros una nueva historia y como dice el dicho hoy podrás llorar, pero mañana sonreiras y fue precisamente lo qué le ocurrió a mi abuelita doña Justi, pues con el pasó de los años sé casó con mi abuelito el Sr Benito Urbina Jacobo (q e.p.d) y tuvieron 7 hijos, Soledad, Bertha, Francisco, Benito (q.e.p.d), Ernesto, Margarita y Juan, sin duda la llegada de los hijos es una felicidad aparte, pero para mi abuelita doña Justi, el Huracán Janet aún con los años le tenía deparada otra sorpresa, pues justamente un 27 de Septiembre, mi abuelita Justina, daba a luz a mi tía Margarita, qué sin duda llegaba para dar más felicidad en el hogar de mi abuelita y es por eso qué hoy a 65 años del pasó del Huracán Janet, muchas historias cómo estás aún estar por llegar, cómo lo vivido por mi abuelita doña Justina Villamil Polanco, qué hoy cumple 80 años de vida, Felicidades Mami, Felicidades Tía Margarita.




A %d blogueros les gusta esto: