LLUVIAS DE ÚLTIMOS DÍAS NO EXTINGUIERON INCENDIOS DE QUINTANA ROO

La tormenta registrada el domingo pasado en el Sur de Quintana Roo no extinguió los incendios forestales.

Aun quedan tres deflagraciones activas en Bacalar y Othón P. Blanco, el encargado de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), Tomás Sánchez Cabrera.

Hasta ahora han sido extinguidos cinco incendios con afectación de 270 hectáreas en montes de Othón P. Blanco, donde hubo tres; uno en Solidaridad y otro en Isla Mujeres.

La superficie siniestrada es de 760 hectáreas. Los técnicos están en proceso de investigación respecto al origen de los incendios.

La tormenta eléctrica del pasado domingo mitigó en gran parte las deflagraciones, pero no les apagó.

El encargado de la Conafor indicó que en Bacalar hay dos incendios activos pero bajo control mientras que en Othón P. Blanco queda una ignición entre los límites de los ejidos de Nuevo Tabasco y Rio Verde.

En José María Morelos quedó liquidado el incendio que desde hacía más de una semana afectaba la Reserva Ecológica de Balamkax.

En otro contexto, el presidente de la Asociación Local de Productores de Caña de la Ribera del Río Hondo, Benjamín Gutiérrez Reyes, indicó que “el escape” de fuego de otras zonas ocasionó la quema de 400 hectáreas de caña de azúcar.

Aunque para los cañeros las lluvias registradas permitieron la mitigación de incendios en su totalidad.

“Cayeron 80 milímetros, bendición de Dios, se acabaron todas las quemazones que han consumido casi 400 hectáreas de caña, cientos de hectáreas de selva y pastizales, hay agua encharcada en las parcelas, se paró toda la zafra el corte el levante, tan solo en la primera hora llovió 70 milímetros, pero esto contrarresta los efectos de la sequía”, expuso.