EPILÉPTICOS NO CONFÍAN EN LA OPERACIÓN

SANTIAGO URBINA.-

Menos un tercio de los pacientes que son tratados con fármacos para la Epilepsia no responden al tratamiento, por lo que la cirugía de epilepsia suele ser una alternativa para ellos, sin embargo, es el menos utilizado para tratar la enfermedad debido a que las personas no son referidas a tiempo o tienen miedo de operarse, señala el neurocirujano Enrique De Font Réaulx, el especialista explica que entre el 50 y el 80% de las personas que se someten a esta cirugía pueden curarse totalmente, No obstante la gente tiene miedo de que tras la operación queden afectados de alguna manera o incluso pierdan la vida, esta cirugía, agregó el neurocirujano, consiste en desconectar o remover una masa crítica suficiente del circuito epileptogénico del cerebro que es el responsable de la crisis, aunque se puede también realizar con láser, lo más seguro es abrir el cráneo, lo cual es tan seguro como operar el abdomen, luego de la cirugía al paciente le toma una o dos semanas la recuperación y luego de ello puede curarse o reducir en gran medida el número de crisis, en México, existen pocos centros especializados para realizar este tipo de cirugías, y uno de ellos es la Clínica de Epilepsia del Centro Médico ABC, de la cual forma parte el doctor De Font, la epilepsia es una enfermedad que ocurre cuando las neuronas del cerebro emiten descargas cuando no les corresponde, lo que genera crisis que se manifiestan, en su mayoría, en convulsiones, es por ello que la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que una sola convulsión “no significa epilepsia” ya que esta enfermedad se define “por dos o más convulsiones no provocadas”, el especialista detalla que uno de los graves problemas que se enfrenta en esta enfermedad es la falta de diagnóstico, pues debido a ello más del 65% de las personas con epilepsia activa no se tratan, principalmente por cuestiones económicas, culturales y sociales, pero lo más común es porque la gente no tiene recursos para acudir a un experto y, además, quienes sufren de este padecimiento suelen ser estigmatizados, un paciente con epilepsia suele ser relegado por la familia o la sociedad y se le niega el acceso a la atención médica, De Font considera que es importante el diagnóstico no sólo oportuno, sino correcto ya que existen varios tipos de epilepsia y, por ello, no todas responden al tratamiento farmacológico, pues señala que aproximadamente dos tercios de las personas con esta enfermedad están bien controlados con uno o varios medicamentos anticonvulsivos y el otro tercio, pese al tratamiento, siguen con crisis recurrentes y son ellos los candidatos ideales para la cirugía de epilepsia, Hay epilépticos quienes no pueden estudiar, conducir, trabajar o crear una familia, además, existe un importante riesgo de muerte si se tienen crisis muy seguidas, aunado a ello, existe un riesgo de muerte súbita e inesperada o de perder la vida por asfixia o arritmias, es por ello que el especialista resalta la importancia del diagnóstico oportuno y el tratamiento, por lo que invitó a la población a estar pendientes de los síntomas, además de las convulsiones, pueden darse las crisis de ausencia, los movimientos involuntarios en pies, dedos, manos que pueden confundirse con tics, la ansiedad o los ataques pánico injustificados, la risa incontrolable o los fenómenos visuales.