DON SERGIO VÁZQUEZ, UN CHETUMALEÑO DE BUENA MADERA

SANTIAGO URBINA.-
Nacido un 7 de octubre de 1945 en un poblado llamado Polinkin, ubicado en el hoy Municipio de Felipe Carrillo Puerto, del entonces territorio de Quintana Roo, Don Sérgio Vázquez Pacheco, un destacado escritor y compositor, además de un gran conocedor de plantas y árboles, nos cuenta para todos ustedes amables lectores, unas cuantas anécdotas que para un servidor son de gran interés, sobre todo para todos aquellos que armamos nuestro Quintana Roo y nos enorgullece escuchar como era en el pasado, sentado en su pequeña tienda de abarrotes llamada Robin Hood, eso si muy bien surtidita, como desde hace 30 años, Don Sergio nos cuenta muy gentilmente, antes que nada agradecido con Dios por ser un Quintanarroense, pero nos cuenta que el de niño se va a radicar a la Cuidad de Peto Yucatán con sus abuelos, hasta que a los 11 años decide abandonar el hogar en busca de un trabajó, Don Sergio se traslada a Felipe Carrillo Puerto, para contratarse como chiclero, pues eran los años mozos de la industria chiclera la cual daba vida y sustentó suficiente a toda la zona maya del entonces Territorio de Quintana Roo, en donde tubo la fortuna de ser contratado inmediatamente por el Señor Ruperto Prado, según nos cuenta De Sergio, el señor Prado era el padrino del famoso cantante y actor Pedro Infante, a los 6 meses Sergio decide continuar su camino y volver con sus familias, para posteriormente buscar nuevos orizontes y decide a la edad de 20 años conocer Payo Obispo, hoy Ciudad Chetumal, pero no encontró trabajó y decidió acudir al kilómetro 71 hoy Nicolás Bravo, en donde consigue un empleó en un aserradero, pero la sangre de aventurero de don Sergio le encienden el gusanito por conocer otro país el cual era Belice, al cual logro ir con un grupo de amigos en el año de 1966, hasta que un día conoció a un amigo de nacionalidad guatemalteca el cual lo invito a trabajar en su país, y con la sangre de aventurero y ganas de conocer lugares don Sergio acepta la invitación y se va en el año de 1967 a trabajar a Guatemala, ya en territorio Chapin don Sergio se adapta rápido al trabajo, pero el destino algo le deparaba, su amigo Amado Estrada, quien lo invito a su país debía renunciar al trabajo por una emergencia médica, Don Sergio se quedó solo trabajando en los aserraderos en Guatemala, de su amigo Amado Estrada, jamás volvió a saber nada, Don Sergio continuó laborando, pero pronto llegaría el amor a su vida y conoció a una joven de nombre Zoila del Carmen Castro y con quien decidió formar un hogar con la cual procrearon a 7 hijos ejemplares nos relata Don Sergio, ellos son Sergio, Marbella, Rommel, Julio César, Marconi, Ana Valentina, Zyndi Óliver, don Sergio también nos cuenta sus aventuras de cuando decide pertenecer al Ejército Mexicano, en el cual causa alta el día 15 de abril de 1968 años difíciles para el país en aquél entonces, ya convertido en soldado del 55 / batallón de infantería, Don Sergio conoce el manejo de armas y municiones así como una de sus pasiones la práctica de todos los deportes, después de 10 años Don Sergio decide poner fin a su carrera militar, posteriormente ya como civil, Don Sergio, conoce otras cualidades pues comienza a escribir pequeñas poesias y al darse cuenta de la facilidad con lo que salía las palabras, decide escribir más seguido reseñas sobre plantas, árboles y todo lo qué tenga que ver con su amor por Quintana Roo, un día sin pensarlo don Sergio, también incurre en el ámbito artístico al componer bellas melodías en donde expresa todo lo que siente por esta tierra Quintanarroense, nuestra tierra, don Sergio también es miembro de la asociación de autores y compositores de Quintana Roo, y siempre muy agradecido con sus amigos del alma como el les dice a los maestros Roque Cervera y Ramón Parra, viva mi Chetumal, mi tierra que algún día me acogerá concluye con una sonrisa llena de satisfacción nuestro buen amigo, Don Sergio Vázquez Pacheco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *