DIRECTOR DEL INSTITUTO DE LA JUVENTUD NO CUENTA CON LICENCIATURA

Muchos jóvenes con un talento impresionante en  el estado NO tienen acceso a un puesto dentro del gobierno por carecer de un titulo o licenciatura, pero eso no es problema para  algunos que tienen pago de facturas como el  no tan joven Fernando Mendez Santiago  aun director del IQJ  que  casi a sus  30 años de edad aun no cuenta con la licenciatura para  estar en el cargo

El director del Instituto Quintanarroense de la Juventud (IQJ), Fernando Méndez Santiago, que cobra un jugoso sueldo de 81 mil pesos mensuales, mintió al gobierno de Carlos Joaquín González y le presentó un currículum falso para llegar al cargo, ostentándose como licenciado en Economía y Finanzas cuando ni siquiera ha concluido la carrera en la Universidad de Quintana Roo (Uqroo).

Las mentiras del joven funcionario siguen quedando al descubierto, pues se supo que ha estado utilizando un currículum vitae (CV) falso dentro de la administración pública estatal, en el cual asegura ser egresado de la Universidad de Quintana Roo, teniendo licenciatura en Economía y Finanzas.

La realidad es que Fernando Méndez nunca terminó su carrera en la Uqroo, ya que la abandonó para sumarse a las campañas de las elecciones de 2016, motivo por el cual su cédula profesional no aparece en el Registro Nacional de Profesionistas de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

De hecho, el gobierno del estado tuvo que retirar el CV del funcionario de su portal de transparencia, tras reconocer que el documento contaba con “imprecisiones” y, por tanto, no debió ser publicado, aunque éste todavía se puede encontrar en la página de transparencia del IQJ.

La experiencia laboral de Fernando Méndez se reduce a haber sido director municipal de la Juventud en Othón P. Blanco y posteriormente coordinó la campaña del actual gobernador Carlos Joaquín González, en el año 2016.

Aunque no tiene el perfil para el cargo, Méndez Santiago fue nombrado director del IQJ en 2017, año en que se creó este organismo, desde donde cobra un jugoso sueldo de 81 mil pesos mensuales.

Y mientras a un alto funcionario se le permite no tener licenciatura ni vocación para el cargo, la Oficialía Mayor lanzó en junio pasado una convocatoria para que los quintanarroenses puedan concursar y obtener una plaza dentro de la administración pública estatal, poniendo a su disposición 15 puestos de nivel jefe de departamento o similar, pero curiosamente uno de los requisitos es que los interesados deben tener estudios mínimos de licenciatura, a diferencia del titular del IQJ que se le permite tener carrera trunca.

Fernando Mendez Santiago  de piel muy sensible ante las criticas ha señalado que  el no rubrica o firma como licenciado  solo como ciudadano y que por ello no comete ninguna clase de delito como usurpación de funciones penado por la ley.