DERECHOS HUMANOS Y EDUCACIÒN ACUERDAN TRABAJOS PARA ENTORNOS ESCOLARES SEGUROS

El ombudsperson estatal Marco Antonio Tóh Euán y la Secretaria de Educación Ana Isabel Vásquez Jiménez, con el acompañamiento de la Dip. Eugenia Solís Salazar, llevaron a cabo una reunión de trabajo en la que se acordó construir entornos seguros para las y los estudiantes de todos los niveles educativos en el Estado.
Para ello el enfoque de Derechos Humanos como herramienta transversal para las políticas públicas será primordial, prevaleciendo el principio del interés superior de la niñez que guiará todas las acciones encaminadas a la prevención de la violencia en las escuelas y en el que las acciones reactivas como los llamados “Operativo Mochila” se considerarán como última opción.
En esta tesitura ambos titulares enfatizaron el respeto a la no invasión de la privacidad de las y los estudiantes, así como su derecho a participar, expresarse y decidir, mediante mecanismos de opinión. De igual manera se reflexionó sobre los problemas de fondo y que se generan más allá de las escuelas, por lo que es indispensable tener un abordaje que contribuya a la preservación de la dignidad humana y sobre todo el restablecimiento de una convivencia sana entre la comunidad escolar.
En este contexto, la hoja de ruta de los trabajos incluye un programa integral involucrando al personal y administrativo de las escuelas, los padres y madres de familia y por supuesto la comunidad estudiantil.
De manera específica se elaborará un diagnóstico con equipos intersectoriales con perfil de educadores, psicólogos orientadores, asistentes técnicos pedagógicos y equipo jurídico, con el objetivo de hacer un análisis de la situación que prevalece en los planteles educativos en relación a la incidencia de actos de violencia.
Otra de las acciones serán los talleres vivenciales para niñas, niños y adolescentes con temáticas de adicciones, embarazos en adolescentes, acoso escolar, así como programas juveniles para canalizar, a través del arte, las diversas experiencias durante su desarrollo.
La promoción sobre la importancia de la comunicación afectiva y asertiva en padres madres y tutores hacia sus hijos(as), límites, valores y principios, así como de la responsabilidad en casa de prevención de conductas delictivas, será otro de los elementos de esta agenda de trabajo.
En esta reunión se fijaron las posturas de ambas instituciones, en la que la aplicación de los operativos mochila se considerará como medida extrema y estarán precisamente en función de los resultados del diagnóstico de la prevalencia de violencia al interior de las escuelas. En este caso, se analizarán y elaborarán los protocolos necesarios y que además estarán diseñados para cada nivel educativo, la capacitación en derechos humanos a las personas que se encargarían de su aplicación, además de considerar el enfoque de género, cuidando no atentar contra el desarrollo psicoemocional de las y los estudiantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *