CONGRESO LOCAL BUSCA COMBATIR EL SÍNDROME DE ALINEACIÓN PARENTAL

POR JESUS  GONZALEZ
Chetumal. –  Derivado de los importantes avances logrados en la reunión de representantes del Poder Judicial y Legislativo sobre incluir en el Código Civil del Estado sancionar  el Síndrome de Alienación Parental  (SAP) la próxima semana habrá otro encuentro en la víspera de emitir el dictamen de la iniciativa presentada por el diputado Jesús Zetina Tejero.
En días pasados las magistradas del Poder Judicial, Verónica Acasio Trujillo, Dulce María Balam Tuz y Gabino Medina Burgos así como los integrantes de las Comisiones de Justicia, Puntos Legislativos y Técnica Parlamentaria así como de Desarrollo Familiar y  Grupos en Situación de Vulnerabilidad se reunieron para continuar con el análisis y estudio de la iniciática de decreto de reforma al Artículo 983 TER del Código Civil del Estado de Quintana Roo.
Con esto se busca definir e integrar al marco legal en materia civil el Síndrome de Alienación Parental (SAP) considerado como una forma de violencia familiar hacia los menores y de esa manera exista sanciones al ser considerado como una causal para la suspensión e incluso de manera definitiva la guardia y custodia que la madre o padre tenga y pasará al otro progenitor.
Luego de haber sido escuchados los diversos puntos de vista y posturas jurídicas y legales  de los tres integrantes del Poder Judicial y su experiencia en la materia se acordó poder llevar a cabo los ajustes necesarios a la propuesta original presentada por el legislador Jesús Zetina Tejero, sino además seguir con el análisis de esta reforma para poder emitir un marco legal acorde a la realidad y necesidades de los menores y potenciar el derecho de las niñas, niños y adolescentes en la entidad.
Por lo anterior la próxima semana habrá otra reunión con los integrantes del Poder Judicial y Legislativo y se contempla la presencia de especialistas en materia de Derechos Humanos y psicología con el fin de poder robustecer esta reforma y sobre todo que prepondere los derechos de la madre, padre e hijos así como terceras personas que tengan relación con el infante y  evitar el SAP como forma de perjuicio hacia uno de los progenitores.
La magistrada, Dulce María Balam Tuz entregó a la legislatura una serie de modificaciones y propuestas de la iniciativa con el fin de mejorarla, además de poder definir el grado de SAP que un infante puede tener y ser considerada como una forma de violencia familiar; aunado a la atención que debieran recibir en caso de presentar alienación leve, moderada o grave.
El legislador, Jesús Zetina Tejero quien ha sido el impulsor de esta reforma agradeció las aportaciones de los expertos en temas legales, por lo que también apoyó la propuesta de reuniones posteriores con el fin de poder lograr una modificación que esté acorde a las necesidades de los infantes así como de los progenitores y que se juzgue con perspectiva de género ya que aun y cuando estudios señala que en su mayoría el SAP se da con perjuicio hacia los padres no puede pasarse por alto que una madre está expuesta a eso.
Asimismo se buscará definir el grado de alcance que la reforma tendría ya que aun y cuando la iniciativa señala padres, madres biológicas o por adopción también toma en cuenta el tema del concubinato y que el SAP pudiera ser ejercido por otros familiares como hermanos mayores o abuelos.
Aunque no se definió una fecha para poder realizar el dictamen respectivo y en su caso pasarlo al Pleno para su aprobación, el diputado Zetina Tejero al igual que los demás integrantes de las comisiones estiman sea posterior a la reunión que tengan con las y el magistrado y de esa forma poder sacar un marco legal bien definido.
¿Qué es el SAP y cómo detectarlo?
El síndrome de alienación parental (S.A.P) es un término que fue acuñado por el profesor de psiquiatría Richard Gardner en 1985 para referirse a lo que él describió como un desorden psicopatológico en el cual un niño, de forma permanente, denigra e insulta sin justificación alguna a uno de sus progenitores, generalmente, pero no exclusivamente, el padre y se niega a tener contacto con él.
Por lo que se convierte en un conjunto de síntomas, que se produce en los hijos, cuando un progenitor, mediante distintas estrategias, transforma la conciencia de los niños con objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro progenitor. Situación que se registra mayormente durante un divorcio o separación.
Estos son algunos indicadores típicos que permitirían detectar si existen síntomas del Síndrome de Alienación Parental con maltrato:
– Insultar o desvalorizar al otro progenitor en presencia del hijo, aludiendo cuestiones de pareja que no tienen nada que ver con el vínculo parental.
– Impedir el derecho de convivencia con sus hijos al otro progenitor.
– Implicar al entorno familiar y a los amigos en los ataques al ex cónyuge.
– Subestimar o ridiculizar los sentimientos de los niños hacia el otro progenitor.
– Incentivar o premiar la conducta despectiva y de rechazo hacia el otro progenitor (basta con que los niños vean que esa actitud hace feliz a la madre o al padre, para ofrecer su dolor y así reconfortar al adulto alienador).
– Influir en los niños con mentiras sobre el otro llegando a asustarlos. En los niños, el Síndrome de Alienación Parental puede detectarse cuando intentan justificar el rechazo con explicaciones o razones absurdas e incoherentes. En ocasiones, también pueden usar diálogos o frases propias de su progenitor alienador, y palabras o comentarios impropios de su edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *